Todo por tu amor

01/10/20131715

Crítica del Libro Todo por Tu Amor de Anna Casanovas

Todo por tu amor es el primer libro de la trilogía La hermandad del halcón, y aunque parezca mentira mi primer libro de Anna Casanovas.

Alex Fordyce e Irene Bosworth se conocen desde que son niños, lo de ellos se podría decir que fue amor a primera vista, aunque ambos eran demasiados pequeños para saber lo que es el amor, ambos se convirtieron en inseparables, y a medida que los años pasan comienzan a darse cuenta que lo que pensaron que era sólo una amistad es mucho más fuerte.

Cundo muere la madre de Alex, él decide entrar en La hermandad del halcón, una organización secreta que lucha para defender a la corona. Pero cuando Alex se va le rompe el corazón a Irene, no porque no la ame sino para que se olvide de él y pueda ser feliz.

Pero luego de cinco años Alex vuelve a Inglaterra, su hermano mayor ha muerto, y detrás de su muerte hay una trama que él se jura averiguar.

Para la sociedad, para su familia y para Irene, Alex es sólo un mujeriego, vividor, y que no se preocupa por nada. Ella cree que estos cinco años Alex estuvo con mujeres y viviendo la vida. Pero lo que no sabe que esa es la fachada que Alex ha forjado para cumplir sus misiones.

El encuentro los dejará a ambos tocados, todo ese amor que sienten sigue ahí, pero cada uno, por razones diferente, intentan alejar al otro, pero cuando los sentimientos son tan profundos es difícil apartar a la persona dueña de su corazón...

"... Tenía que besarla, necesitaba saber que no estaba muerto por dentro, y sabía que lo único que podía hacerlo sentir mínimamente humano serían sus labios."

A medida que vamos leyendo la autora nos deja siempre con la miel en los labios, porque al principio del libro los encuentros entre ambos son muy breves, pero es tan fuerte lo que siente que aunque se quieran lastimar con las palabras, en cada una de ellas podemos sentir amor y anhelo.

"- Alex- sabía que si quería que la escuchara tenía que darle algo,- suéltame, por favor. Deja que me vaya.- Le estaba pidiendo mucho más.- Deja que siga con mi vida. Sigue con tus condesas, tus... - Señaló el carmín-... lo que sean. Pero no vuelvas a acercarte a mí, no vuelvas a abrazarme y no vuelvas a mirarme de ese modo."

"- Dímelo- repitió él, subrayando su súplica con una embestida de su pelvis.

- Soy tuya- dijo ella, segundos antes de morderle el labio inferior.- Y tú eres mío- sentenció al apartarse, sin arrepentirse lo más mínimo de haberle mordido."

Alex me gustó por su dulzura, aunque también a veces tuve ganas de matarlo por ser tan testarudo. Y sólo voy a decir que lo de "las cintas" me conmovió, no quiero contar más, no es que desvele mucho, pero fue algo que me demostró los sentimientos de Alex hacia Irene.

"- Me acuerdo del día que te conocía (...) Recuerdo que pensé que nunca había visto algo tan hermoso como tú y esa misma noche le pregunté a mi madre si tenías poderes mágicos. Ella me sonrió y me preguntó a qué venía esa pregunta y yo le contesté que debías ser una criatura sacada de un cuento de hadas, pues te bastaba con mirarme para que se me acelerara el corazón y me temblaran las piernas..."

Irene es una mujer increíble, porque a pesar del dolor, de todo lo que le dice Alex para alejarla lucha por lo que quiere, y aunque a veces diga "basta" vuelve a la carga por el hombre que le robó el corazón cuando sólo era una niña.

Durante todo el libro nos acompañará una trama que te atrapa, y que se va resolviendo a medida que avanzas,  algunas cosas y otras quedan sin resolver.

Un comienzo de serie que te adentra en la Hermandad del halcón, te deja conocer algunos de sus miembros y donde disfrutas de una historia de amor intensa, llena de pasión y también de dolor.


 

Deja tu comentario...

 

Volver atrás