Noticias de Libros de Romántica

Noelia Amarillo nos habla de ¿Suave como la seda?

Noelia Amarillo nos habla de ¿Suave como la seda?

03/02/2013
2581 visitas

Sinopsis

El espléndido príncipe azul venció al fiero dragón, desafió a la malvada bruja y rescató a la hermosa princesa. Con los primeros rayos de sol, montaron sobre el blanco corcel y emprendieron viaje hacia un castillo de cuento de hadas…

Pero, ¿y si el príncipe, ni es príncipe ni es azul? ¿Y si no tiene blanco corcel, ni castillo maravilloso? ¿Y si es un honrado trabajador, con un sentido del humor inexistente y un genio de mil demonios? ¿Y si viste vaqueros en vez de brillante armadura y su ejército lo componen zapatos en vez de guerreros? ¿Puede un simple zapatero ser el príncipe encantado que toda princesa busca?

¿Y si la princesa no es delicada? ¿Y si en vez de tímida y recatada es arisca e insociable? ¿Y si no sabe entonar dulces canciones de amor, pero se le da de maravilla pelear? ¿Y si en vez de bordar hermosos tapices, su trabajo consiste en vender juguetes eróticos? ¿Puede esta insólita mujer ser la dulce princesa que enamora al príncipe azul… aunque dicho príncipe sea en realidad un zapatero enfurruñado?

¿Puede el amor surgir entre la chatarra, los zapatos y las clases de Jiu Jitsu de un gimnasio de barrio? ¿Por qué no?

Noelia, bienvenida nuevamente a “mi casa virtual”, un placer volver a tenerte aquí. Y como siempre agradezco la colaboración de mis fieles colaboradoras: Lorena, Eva, Elena, Dunia y Charo.

Hola preciosas, encantada de estar con vosotras!!

  • 1. El 21 de Enero salió a la venta ¿Suave como la seda?, hasta el día de hoy, cuáles son tus conclusiones de lo que opinan las lectoras sobre el libro. ¿Crees que en promedio a la gente le está gustando?
  • Ufff… mis conclusiones… No tengo conclusiones, estoy alucinando en colores!!!

    Cada día recibo montones de mensajes de personas encantadoras que me dicen que les está gustando mogollón el libro, que se han reído, que han soñado, que han llorado con Ariel y Da… me comentan las “mejores jugadas”, me cuentan sus impresiones, y uf, con cada palabra que me escriben redescubro de nuevo el libro, esta vez bajo su mirada y es una sensación… brutal!!

    Y, sip, creo (espero, deseo) que sí, que a la gente le está gustando!


  • 2. Darío es un experto en Jiu Jitsu, y a lo largo del libro nos vas explicando las katas, los nombres de ellas… ¿Cómo te documentaste para conocer este arte marcial?
  • Tengo un amigo que practica Jiu Jitsu desde muy pequeño, y de vez en cuando nos comentaba (a la pandilla) lo que hacía en las clases… y yo como además de ser una cotilla horrorosa, tengo la mente un poco… “calenturienta”, siempre pensaba, uf este es un deporte de mucho, pero mucho contacto, tiene que ser tremendo practicarlo con el chico que te guste… así que cuando comencé a escribir CLMO y me planteé como iba a ser Da, decidí que iba a hacer Jiu Jitsu y, claro, comencé a interrogar a mi amigo y a apuntar todo lo que me contaba, jejeje.

  • 3. Creo que ya lo contaste alguna vez… ¿pero nos podrías decir cómo te surgió la historia de Darío y Ariel?
  • Fue un cúmulo de circunstancias. El primer “flash” por así decirlo fue una mañana al ir a trabajar. Aparqué el coche en el polígono industrial en el que trabajo y nada más salir vi a una chica rubia, vestida con un mono azul, manejando un toro eléctrico que cargaba una enorme bobina de cable (creo que era de los de alta tensión), fue verla y decir: esta chica es Ariel. Si tiene redaños para manejar esa pedazo bobina, le sobran  ovarios para plantarle cara al oso gruñón. El segundo “flash” se fue fraguando poco a poco, cada vez que iba a hacer la compra al súper de mi barrio. Es un edificio cuadrado de dos plantas, abajo está el mercado y arriba un gimnasio de lo más normalito… y cada vez que pasaba con el carrito pensaba, ahí están Da y Ari, pegándose de leches sobre el tatami… y entre pescado, carne y verduras fui inventando la historia.

  • 4. ¿Hubo algún momento en la historia o escena que te emocionaste y tuviste que parar de escribir?
  • Varios… y por motivos muy diferentes. Paré de escribir cuando llevaba más o menos 40 páginas porque mis chicos no se habían besado todavía!!! Uf, tenía un cabreo encima. ¡¿Cómo podía ser que en una novela romántica los protas no se hubieran dado aunque fuera un solo beso a esas alturas?! Pues no. Los muy capullitos de alelí no se lo daban. Intenté cambiar un poco las cosas, obligarlos a actuar, pero se me rebelaron y espantaron a los “musos” así que estuve un tiempo sin escribir nada que me gustara, borrándolo todo, hasta que me quedo muy claro quién mandaba: los protas. Por tanto, los dejé ir a su aire y por fin pude continuar escribiendo. Y la otra ocasión en que paré de escribir, pero fue un parón breve, para recomponerme, fue hacía el final de la novela, cuando Ariel desvela algunas cosas que no puedo contar porque os chafaría la historia…

  • 5. Una de las cosas que me han parecido más divertidas de esta historia, es los refranes y dichos que Ariel suelta por la boca, ¿cómo sabes tantos?
  • Ufff, y eso que he quitado un montón! He crecido escuchando las frases de mi padre a todas horas, él es madrileño, hijo de madrileños, al igual que mi madre… y aunque poco a poco se va perdiendo la costumbre, en Madrid siempre hemos usado mucho ese tipo de frases (Tengo más hambre que el perro de un ciego, eres más vago que la chaqueta de un guardia, estoy como puta en cuaresma, tienes más mierda que el palo de un gallinero –esta me la decían mucho, me gustaba demasiado jugar en la calle-, etc.) Y por otro lado, tenía muy claro el mundillo en el que se movía Ariel, tanto en su infancia como siendo adulta, y quería que su manera de hablar retratase un poco la manera de hablar de la gente con la que ella se relacionaba, así que, aprovechando que tengo amigos de los más diversos ambientes, me armé con papel y boli y comencé a apuntar cada expresión que usaban y que yo pensaba que podría decir Ariel.

  • 6. El final te deja con la miel en los labios, podrá superar el próximo libro, que será el de Héctor, a ¿Suave como la seda?
  • Ufff… no lo sé. Yo espero que todos mis libros sorprendan y enamoren, pero no que se superen unos a otros… no sé, es como desear que mi hija pequeña supere a la mayor… no puedo. El libro de Héctor es muy distinto al de Darío, porque aunque ambos son hermanos, son muy diferentes entre sí. Darío es más serio, más responsable, más gruñón… Héctor es un pícaro, como digo en CLMO, es el niño mimado de la casa, el único de la familia que se parece a su madre, el pequeñajo revoltoso y gracioso al que todo el mundo adora de niño y del que todos son amigos de mayores. Lo tiene todo muy fácil, o lo tenía hasta que a mí se me metió en la cabeza fastidiarle un poco. Jajaja.

    Pero… ahora que me estoy dando cuenta, hay un fallo en la pregunta: “el próximo libro, que será el de Héctor…” Mmmm… ¿Estás segura de que el próximo libro será el de Héctor?? Yo no pondría la mano en el fuego… (Sí, soy una bruja, lo reconozco)


  • 7. Ya has comentado que tu serie Amigos del barrio, serán cuatro libros más uno. ¿Podrías darnos alguna pista sobre los protagonistas de los próximos libros?
  •  Los protas de los próximos libros de Amigos del Barrio son Héctor y Sara…

    El siguiente, +uno, hablará de rapaces: águilas, halcones… y del cetrero que los cuida.

    Y fuera la serie, en el próximo libro que saldrá, los protas son cinco: dos son seres “mágicos”, uno es un hombre con un trabajo bastante atípico, otro es un rey con muy malas pulgas, y el último un soldado paciente… ah, y todos viven en un mundo inventado por mí, en la edad media.


  • 8. TN son las iniciales del título provisional, del libro de Héctor. ¿Así nos vas a dejar? ¡¡Ve comprándote ya el casco!!
  • Ainsss, al final me veo yendo con armadura por la calle!! Jo, es que soy una nulidad buscando títulos! Por eso a todos mis libros los nombro con las iniciales de lo primero que se me ocurre… lo malo es que me acostumbro a llamarlos así y luego es todavía más complicado encontrar un título que me guste, uf. Normalmente acabo eligiendo unos cuantos y poniéndolos a votación entre mis amigas, jajaja.

  • 9. Cuando escribes escenas tan duras como la confesión de Ariel en el parking, ¿En qué te inspiras para desarrollar escenas como estas?
  • No te lo vas a creer… pero me las susurran durante la noche mis personajes. Sueño con ellas. Luego es solo trasladarlas al papel (o al ordenador en mi caso). No sé… aparecen en mi cabeza y no puedo librarme de ellas hasta que las escribo. No hay misterio en ellas, solo sueños, palabras susurradas en el interior de mi cabeza que pugnan por salir y dejarse leer.

  • 10. Con el final de ¿Suave como la seda? Nos dejas con ganas de más..., podrá superar el próximo libro, que será el de Héctor, ¿Suave como la seda? ¿nos puedes contar un poquito sobre el carácter de la sirenita Sara?
  • Uff, no sé si podrá superarlo, como te comentaba, no busco que mis libros se superen unos a otros, sino que sean diferentes, que me llenen, y que consigan que tanto vosotras como yo pasemos un buen rato… jejeje.

    Sobre Sara… mmm es una mujer lógica, racional, con las ideas muy claras, amante de la música (es cantante), y en cierto modo, también es muy escéptica con según qué cosas...

    Es un personaje que lleva conmigo mucho tiempo, mmm… hace unos años escribí una novela corta, que no es ni romántica ni erótica, sino la historia de una mujer, Visitación, nacida a principios del siglo XX, que se enfrenta con entereza a todos los avatares que la vida pone en su contra, y que no voy a contaros jajaja (aunque sí puedo deciros que es de las historias más duras que he escrito nunca). Al escribir esta novela corta me di cuenta de que me gustaría seguir desarrollándola, escribir una especie de saga familiar, y inventé la historia de su hija, Lola, la vida complicada y bastante dura de una emigrante española en Londres… y tampoco me quedé ahí, continué hasta llegar a Sara. Sara es el compendio de estas dos mujeres, Visitación, y Lola. Tiene la fuerza de ambas, la pasión, el empuje suficiente para alcanzar sus sueños, pero también tiene cierto pesimismo realista… Está un poco de vuelta de todo, y prefiere “prevenir que curar”. No es una mujer que se deje engatusar fácilmente. No sé, es complicado describirla.


  • 11. En el libro Ariel empieza con un trabajo muy de hombres, pero acaba desarrollando otro trabajo muy peculiar como vendedora de juguetes eróticos. ¿Cómo te vino este cambio a la cabeza?
  • La verdad es que no lo sé… Estaba pensando en un trabajo para Ariel que cuadrara con lo que yo necesitaba para hacerla viajar a Alcorcón y de repente recordé “Sexy y juguetona”, la empresa que inventé para Falsas Apariencias (donde la madre de Draculín compra sus juguetitos para asustar/animar a su marido), y me di cuenta de que ese era justo el trabajo que ella necesitaba. Me encantó el contraste entre su anterior profesión y esta, una tan masculina, la otra tan femenina. Me gustó el reto que le propuse a Ariel, el poder hacerse con un trabajo tan distinto a todo lo que ella había hecho hasta ese momento, y por supuesto mi chica no me decepcionó, salió vencedora.

  • 12. Darío es un auténtico Bombón: responsable, cariñoso con los suyos, cuerpazo, fiel... ¿En quién te has inspirado para semejante ejemplar? ¿Existen o es un toque paranormal? happy
  • Jajajaja, buena pregunta! Yo creo que es un ser de otro mundo, jajaja.

    Ahora en serio; Darío se creó a sí mismo desde que empecé a escribir Cuando la memoria olvida. Era el niño que se bañaba solo mientras su hermana atendía la cena, el adolescente que cuidaba de su padre y se encargaba de la zapatería cuando era necesario, el hombre capaz de criar a su sobrina como si fuera su propio padre, el que regaña a su hermana por enamorarse de quien no debe y quien se pelea con quien se tiene que pelear para protegerla… o al menos eso piensa él. Jajaja.

    En quién me inspiré… uff, Darío tiene la cara de Andrés Velencoso, lo confieso, adoro los rasgos de ese hombre, tiene un rostro perfecto, capaz de expresar cualquier sentimiento con la mirada, con una sonrisa, con fruncir el ceño…


  • 13. A las que te seguimos por las redes sociales leemos de vez en cuando comentarios tuyos de que se te va el libro de las manos, que tenías idea de escribir una serie de páginas y llevas muchas más, ¿es posible que el 4+1 se convierta entonces en CINCO, o tienes claro que habrá una historia corta?
  • No, +uno va a ser una historia larga. Seguro. Es imposible hacerla corta, de hecho me temo que será una historia bastante larga… El motivo por el que la denomino +uno (aparte de mi nulidad para los títulos) es porque va a ser una historia muy alejada de la “vena” humorística de la Serie Amigos del Barrio. Si te fijas, tanto en FA como en CLMO y ¿SCLS? Hay momentos muy divertidos… en + uno no creo que los vaya a haber. Es una historia muy seria, muy complicada, y muy dura. Por eso quiero distanciarla un poco de Amigos del Barrio. Es una historia que llevo años pensando y escribiendo en mi cabeza, pero que me resisto a trasladar al papel porque sé que me va a tocar sufrir… y me cuesta.

Noelia gracias por darnos esta entrevista, me alegra volver a tenerte aquí.

Muchisimas gracias a vosotras por permitirme expresar mis pensamientos y sentimientos a través de vuestra entrevista. Ha sido un verdadero placer!

Pinchando el enlace pueden leer la reseña de ¿Suave como la seda?



Deja tu comentario...

Volver atrás