Reseñas de Libros de Romántica

Reseña del Libro La tierra sin mal de Florencia Bonelli

La tierra sin mal

06/10/2015
6909 visitas

Autor/a: Florencia Bonelli
Libro reseñado: La tierra sin mal

Compra La tierra sin mal
en Casa del Libro


Comprar La tierra sin mal
en Amazon España

La tierra sin mal es la tercera parte y el cierre de la trilogía del perdón de Florencia Bonelli, aquellos que leímos el segundo libro estábamos esperando éste con ansias y desesperación.

No puedo contarles qué sucede en esta última parte porque cualquier cosa que diga desvelaría parte de la historia.

Muchas de mis cavilaciones al terminar Almanegra se fueron cumpliendo a medida que iba avanzando y otras dieron un giro que me sorprendió.

Desde la primera página a la última me volví a sumergir en los sentimientos de estos personajes tan opuestos y a su vez tan esenciales uno para otro. No les voy a negar que toca sufrir un poco, no sería una historia de Bonelli si no nos hace sufrir un poco, para mí eso enriquece a la historia porque logra que sea más real y que te sumerjas en un torbellino de emociones.

Jasy y Aitor van madurando, pero él sigue siendo egoísta, como él mismo lo reconoce, sus actos lastiman a Jasy, pero en el fondo de corazón de Aitor, él no cree que sea así, porque su corazón sólo está ocupado por su Jasy.

Aitor es un personaje que logra llevarte de un sentimiento a otro en diferentes situaciones, por momentos quieres matarlo y en otros caes rendida a sus pies, aunque es un personaje que no a todo el mundo le gusta, a mí me volvió a enamorar, porque éstos son los protagonista que suelen gustarme, que son capaces de mostrar su lado más oscuro y su luz más intensa.

"-... Ella es como un sol que me encandila y que, al mismo tiempo, no puedo dejar de mirar fijamente. Aun separados, aun alejados por la distancia y el tiempo, ella ocupa todo lo que hay en mí, cada rincón de mis pensamiento es para ella..."

Volvemos a saber de todos esos personajes que fueron apareciendo en la segunda parte y muchos secretos se van desvelando, y no podemos olvidarnos de La inquisición, quien sigue escuchando de "la niña santa" y no pararán hasta encontrarla.

Aitor y Jasy volverán a verse la cara, pero muchas cosas han sucedido en ese tiempo y aunque Manú es una mujer con un alma pura y un amor incondicional hacia Aitor, también veremos una mujer dolida y decidida en dar la estocada en donde más duele.

"-... No queda en mí nada del amor que te tenía.- Era una mentira flagrante, pero el orgullo la impulsaba a hablar.

-No digas eso, te lo imploro. Estás matándome.

-Tú y tus traiciones mataron mi amor por ti.

-¿Por qué me niegas lo que es mío por derecho?

-¿Qué es tuyo por derecho?

-Tú. Tú eres mía, solo mía, desde el día en que naciste. Mi Jasy, mi pequeña Jasy, luz de mis ojos, amor de mi vida, mi tesoro precioso..."

A Aitor nada lo asusta, a nada le teme, sólo hay una cosa que lo aterra... Perder a su Jasy, y es ella la única con el poder para destrozarlo, Emanuela con una sola palabra es capaz de quitarle la vida a Aitor y partirle el corazón.

"-... Te temo Emanuela. Eres la única que puede destruirme."

Veremos una Jasy capaz de plantarle cara al amor de su vida, de imponerse y lograr que Aitor entienda el daño que le hizo. Hubo una acción de Manú cuando vuelve a ver a Aitor en la que sentí la misma satifacción de Manú, y no digo más... Todas aquellas que leímos el primero y segundo creo que hasta aplaudimos cuando vemos sacar esa fuerza de Jasy.

Cada momento, cada discusión, cada caricia, cada palabra de amor entre ambos logra que sientas y vivas con ellos su historia, una historia tormentosa, con muchos altibajos, pero sobre todo una historia de amor capaz de subsistir a lo largo del tiempo y avasallar a aquel que se interponga en su camino.

"-... Tú me consumes, Emanuela, me devoras. Estoy enfermo de amor por ti. Existo para ti. En torno a mí no queda nada excepto tú."

Aitor logra todo lo que quiere y lo veremos como día a día llega a lo que tanto anhelaba para poder tener a Manú con él, pero los enemigos de ambos están al acecho. Ambos son anhelados y deseados y serán siempre el objetivo de alguien para separarlos, por los que les toca seguir luchando contra todo aquello que se les interponga.

Qué más se puede decir de esta historia, para mí Bonelli siempre es una apuesta segura, te pueden gustar más algunos de sus libros o sus personajes, pero hay algo que es indiscutible, su pluma es mágica y exquisita. Siempre logra emocionarte, que vivas todos los sentimientos, amor, odio, pasión, dolor... Siempre te llega al corazón. Y con Jasy y Aitor lo volvió a lograr, volví a enamorarme de su historia, y no sólo la de Jasy y Aitor, sino del conjunto porque la lectura es trepidante de principio a fin, sin perder el ritmo en ningún momento, logrando que te sumerjas en la época en que acontecen los hechos.

Antes de terminar las últimas páginas ya echaba de menos a esta pareja y sólo me decía: ¡Quiero más!... Más Aitor, más Jasy, más Florencia Bonelli. Seguramente me queden muchas cosas por decir y comentar sobre esta historia, pero como suele pasarme cuando una historia me llega al corazón, las palabras parece que no quieren salir o si salen contaría más de lo que debo.

La trilogía del perdón es una historia de amor que va más allá de lo entendible, llena de una pasión arrolladora, con dos personajes totalmente opuestos y que no pueden vivir uno sin el otro, de una sensualidad exquisita, toda ella aderezada con hechos históricos que sólo logran enriquecer la historia, y sobre todo una historia que emociona y se mete bajo la piel.

"-... Gracias, amor mío. Tú no eres mío, ni yo soy tuya. Lo nuestro va más allá de eso. Yo soy tú y tú eres yo porque compartimos el alma, Aitor."

"-... Tu amor me hace ser, Jasy. Es difícil explicarlo, pero si no tengo tu amor, no soy nada. Gracias por amarme."

Compra La tierra sin mal
en Casa del Libro


Comprar La tierra sin mal
en Amazon España


Deja tu comentario...

Volver atrás