Reseñas de Libros de Romántica

Reseña del Libro Una canción para Novalie de María Martínez

Una canción para Novalie

04/11/2015
3854 visitas

Autor/a: María Martínez
Libro reseñado: Una canción para Novalie

Compra Una canción para Novalie
en Casa del Libro


Comprar Una canción para Novalie
en Amazon España

Estaba deseando leer Una canción para Novalie de María Martínez desde el momento que supe de su publicación, la autora se está convirtiendo en una apuesta segura porque no decepciona nunca.

Novalie tiene dieciocho años, ha perdido a su madre y parte de su adolescencia por estar a su lado en la enfermedad. Ahora se muda junta a su padre a casa de sus tíos en Bluehaven. Su padre se ha convertido en un fantasma, desde que su madre no está subsiste sin importarle nada, ni siquiera la vida de su hija.

El primer día que llega a la isla conocerá a Nick, su encuentro en bastante accidentado y así será cada vez que se vean por lo que logra sacarte pequeñas sonrisas casa vez que se producen,  pero a pesar de los pequeñas eventualidades ambos comienzan a entablar una amistad, Nick es seis años mayor, ambos no pueden evitar sentirse atraídos, pero Nick pone freno en cada momento porque sabe que su paso por la isla es temporal, en un par de meses debe volver a Europa.

Nick es un prodigio tocando el piano, su vida gira en torno a la música y su familia vive a través de su éxito, pero será Novalie quien le abra los ojos y que le haga darse cuenta si es eso lo que realmente quiere en su vida.

Un abismo parece separarlos, la edad, sus vidas, pero algo cada vez más profundo va creciendo en ambos y serán débiles ante lo que sienten y se dejarán llevar por lo que sus corazones y sus cuerpos les piden.

"-Es tan fácil, tan increíblemente sencillo quererte… No tienes ni idea de cómo eres en realidad, de lo que yo veo cuanto te miro.

-¿Y qué ves? (...)

-El único lugar en el me siento seguro."

Desde la primera página me sumergí en la vida de ambos, Novalie me pareció una chica con los pies en la tierra, muy madura a pesar de su corta edad. Nick a pesar de tener casi veinticinco años muchas veces se comporta como un niño pequeño, porque se deja manipular y manejar por su familia, pero cuando quiere seguir su corazón parece que sólo trabas se cruzan en su camino, y todo lo vivido con Novalie parece desmoronarse.

"-... Un amor así solo se encuentra una vez en la vida, Novalie. Una amor así no se consume."

La sensualidad y la pasión de la pareja es palpable en cada página, el amor que sienten es tan profundo e intenso que parece mentira que algo puedo romperlo, pero muchas cosas irán sucediendo y a ambos se les romperá el corazón, pero está en ellos luchar para conseguir lo que realmente que quieren.

"- Si hoy estoy aquí, es gracias a ti –continuó Nick. Todo desapareció, la gente, el ruido, y solo quedó ella-. Me ayudaste a hallar mi camino, mi lugar. Estaba perdido y tú me encontraste..."

Devoré este libro en un par de días, cuando comienzas a leer te sumerges en sus páginas y todo lo que te rodea desaparece. María Martínez tiene una forma de contarnos la historia que es inevitable dejar de leer y cuando te diste cuenta te has leído más de 440 páginas en un suspiro.

Me enamoré de la fortaleza de Novalie, porque es mucho lo que pesa en sus hombros y aun así es capaz de seguir adelante, a pesar de que a veces no entendía a Nick porque con su edad no se revelaba contra el mundo, es inevitable no enamorarse de su mirada, de cómo es con Novalie, de sus sonrisas, sí... Caí a sus pies sin poder remediarlo aunque hubo momentos que me dolieron, te rindes ante él.

Sin duda María Martínez está a la altura de cualquier autora extranjera de new adult, no tiene nada que envidar a grandes autoras de este género. En su pluma encuentras todo aquellos que quieres en este género: frescura, sensualidad, intensidad, y sobre todo sentir la historia y vivirla con los personajes de tal forma que los sientas reales.

Compra Una canción para Novalie
en Casa del Libro


Comprar Una canción para Novalie
en Amazon España


Deja tu comentario...

Volver atrás